Tratamientos naturales para eliminar el sarro de tus dientes

Para remover el sarro de los dientes es imprescindible ir al dentista a hacerse una limpieza profesional. Sin embargo, en el ámbito popular se dice que hay algunos remedios caseros que podrían ser útiles para mejorar la higiene bucal.

Su presencia hace que las piezas dentales luzcan sucias, aunque se laven de forma habitual. De hecho, conforme avanza, aumenta la aparición de mal aliento y caries.

Levadura de cerveza:

Aunque no existe evidencia científica que lo confirme, se dice que los compuestos de la levadura de cerveza evitan que las bacterias proliferen en los dientes. Su mezcla con un poco de sal ayudaría a ablandar los residuos que forman el sarro.

Ingredientes:

  • Agua (la cantidad necesaria).
  • ½ cucharadita de sal (2 g).
  • 1 cucharada de levadura de cerveza (15 g).

Procedimiento:

Combina todos los ingredientes en un recipiente hasta obtener una pasta cremosa. Frota el remedio sobre los dientes con ayuda de tu cepillo dental para remover el sarro sin maltratar las encías. Enjuaga con abundante agua. Por último, puedes enjuagarte la boca una vez más con tu enjuague bucal de costumbre.

Levadura de cerveza, beneficios y cómo tomarla - Herbolario Casa Pià
Foto: casapia.com

Carbón activado:

El carbon activado es un ingrediente que se ha puesto muy de moda en los últimos años, puesto que se dice que puede ayudar a blanquear los dientes de forma natural. Sin embargo, se ha demostrado que su uso diario puede resultar perjudicial, ya que, al igual que el bicarbonato de sodio, puede erosionar el esmalte y debilitar los dientes.

Carbón Activado: ¿Qué es y por qué se usa en la pasta de dientes?
Foto: cesquis.com

Bicarbonato de sodio y aceite de coco:

Se dice que la mezcla de bicarbonato de sodio y aceite de coco puede ayudar a eliminar el exceso de sarro y suciedad en los dientes y blanquearlos un poco.

Ingredientes:

  • 1 pizca de bicarbonato de sodio.
  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g).
  • Opcional: 3 gotas de aceite esencial de menta.

Procedimiento:

Mezcla todos los ingredientes en un recipiente hasta obtener una pasta homogénea. Pon una porción del producto en tu cepillo de dientes y úsala como si se tratase del dentífrico. Enjuaga con abundante agua.

Captura de pantalla