¿Realmente demandarán a quienes usen stickers de la “niña coreana”?

Los stickers de WhatsApp se convirtieron en una forma divertida y sencilla de comunicarse mediante imágenes o animaciones en movimiento que pudieran reemplazar a los mensajes escritos. Tal fue la euforia de esta función que surgieron personajes famosos que contaban con su propia colección de stickers, hechos por los propios usuarios o descargados desde alguna app.

Tal es el caso de Rohee mejor conocida como “La niña coreana de WhatsApp”, una pequeña que le dio la vuelta al mundo debido a su peculiar forma de expresarse. Las imágenes de la pequeña le han dado la vuelta al mundo y, como era de esperarse, la fama llegó a la vida de Rohee.

Pese a que su popularidad no ha dejado de crecer, ahora los padres han tomado la decisión de limitar el uso que se le da a las imágenes de Rohee. La reproducción de las fotografías podría significar el rompimiento a uno de los contratos y, en consecuencia, una demanda a quien no respete esta petición.

Si los padres desean registrar el nombre y rostro de su hija, todos los usos no autorizados de la pequeña sean prohibidos y desaparezcan paulatinamente. Algo que, de acuerdo con los términos de servicio de WhatsApp, podría detectarse como distribución indebida de propiedad intelectual, por lo que podrían bloquearse o eliminarse todas las paqueterías que almacenen stickers de Rohee.

Lo que es una realidad es que los stickers de la niña coreana no dejarán de existir por ahora. Lo único cierto es que la niña con 1.4 millones de followers seguirá siendo vista en Instagram, donde sus padres constantemente suben fotos de ella.