¿Qué tratamientos para el COVID-19 funcionan y cuáles no?

Lo que funciona:

Corticoides: Fue el primer tratamiento oficialmente recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en septiembre de 2020, aunque solo para los enfermos más graves. A partir de los datos de los ensayos clínicos disponibles, la OMS recomienda “la administración sistemática de corticoides” a los pacientes que sufran “una forma grave o crítica” del COVID-19.

Así se consigue reducir la mortalidad, combatir la inflamación detectada en los casos más graves y el riesgo de necesitar respiración artificial, según la OMS.

Reducción gradual de corticoides. Tapering – La Escuelita Médica
Foto: escuelitamedica.com

Tocilizumab y sarilumab: Estos medicamentos son anticuerpos sintéticos, llamados “monoclonales”, que forman parte de una familia conocida como “antagonistas de la interleucina 6 (anti IL-6)”. La OMS recomienda su uso para los casos más graves desde julio de 2021.

Ronapreve: La OMS abrió el viernes la puerta a esta combinación de dos anticuerpos monoclonales (casirivimab y imdevimab) pero solo para dos tipos de pacientes: En primer lugar, “los que presenten formas menos graves del coronavirus, pero tengan un riesgo alto de hospitalización”, personas mayores, con el sistema inmunitario bajo (por un cáncer o tras un trasplante, por ejemplo).

En segundo lugar, a los pacientes “con una forma grave o crítica que no tengan anticuerpos” del virus tras una infección o con las vacunas. Como podrían ser los pacientes inmunodeprimidos, en los que la vacunación no es eficaz.

Lo que no mucho funciona:

Desde el principio de la pandemia, varios tratamientos han resultado no ser muy útiles. La hidroxicloroquina, el remdesivir (que parecía muy prometedor al principio), la ivermectina y la asociación entre lopinavir y ritonavir (nombre comercial, Kaletra), que se usa contra el virus del sida.

Remdesivir, poderoso medicamento antiviral reduce hospitalización de pacientes contagiados con Covid-19
Foto: medicinaysaludpublica.com

Estos medicamentos son todos “reposicionados”, es decir, en un principio estaban destinados a otro uso, pero se hicieron ensayos para la lucha contra el covid. Aunque la OMS fue progresivamente desaconsejando su uso contra esta enfermedad.

Lo que está en pruebas:

Antivirales por vía oral: Varios laboratorios trabajan en la pista de antivirales administrados por vía oral. Uno de los más avanzados es el molnupiravir, desarrollado por una alianza del laboratorio MSD y la sociedad biotecnológica Ridgeback Biotherapeutics.

Se están llevando a cabo ensayos clínicos en pacientes (tanto hospitalizados como no) y en personas que estuvieron en contacto con enfermos de covid-19. Los resultados podrían conocerse de aquí a finales de año.  

Descubren que un antiviral es capaz de bloquear rápidamente contagio de  SARS-CoV-2 | Gestarsalud
Foto: gestarsalud.com

Pfizer, por su lado, está desarrollando un medicamento combinando dos moléculas, entre ella el ritonavir, que ya se usa contra el virus del sida. Estos tratamientos “fáciles de tomar y eficaces en las formas precoces del COVID-19”, tiene un mercado “potencialmente grande”, señaló recientemente la infectóloga Karine Lacombe.