Alpinistas rescataron a un perrito que permaneció varios días en el Pico de Orizaba

Un grupo de montañistas del Club Alpino Mexicano rescató a un perrito que se extravió por varios días en la cumbre del volcán Pico de Orizaba, a cinco mil metros sobre el nivel del mar.

Dirigidos por Aarón y Héctor Hernández, junto con Hilario Aguilar, delegado del grupo alpino en Puebla, los montañistas ascendieron a la cumbre del Citlaltépetl en busca del canino al que llamaron Canelo, después de enterarse de la historia que fue difundida en redes sociales por parte de un montañista que vio al animal en el sitio, pero no lo pudo rescatar.

“Por lo difícil y peligroso del descenso en la montaña no lo pudieron ayudar, además de que no se dejaba agarrar, estas noticias se hicieron virales en las redes sociales por el romanticismo de los comentarios. Y de muchísima gente que pedía que se bajara”, señaló Aguilar en sus redes sociales.

Señaló que previo al rescate, otros miembros del Club Alpino Mexicano buscaron sin éxito al perro. “El día de ayer subimos por la (ruta) sur con la Escuela de Alta Montaña De Club Alpino Mexicano en uno de los cursos que imparte, y que tengo el honor de ser uno más del grupo de instructores. Ya subiendo le pedí a El Ángel de la montaña, El Legendario Citla, que intercediera, para que lo encontrara y me ayudara a bajar con bien”, narró el montañista.

Agregó que para su sorpresa, en la cumbre lograron ver a Canelo, evidentemente hambriento y con sed. “En lo que llegaban todos los alumnos de la Escuela nos ganamos su confianza. Había como treinta personas montañistas en la cumbre, y se alegraron cuando supieron que lo íbamos a bajar, pues tenía una uña cayéndosele, y me comentaban que el día anterior estaba sangrando de una patita, de sus cojinetes”, narró.

Puede ser una imagen de 4 personas y naturaleza
@facebook.com/hilariocam

Señaló que metieron al perrito a una mochila, siendo así como lograron bajarlo de la montaña. “Gracias amigos del CAM, sin ustedes a lo mejor yo no lo hubiera logrado”, indicó.